Que hacer en caso de quemaduras

Como es sabido las quemaduras suelen clasificarse por su importancia desde el 1º al 5º, siendo las primeras las menos peligrosas. Algunos especialistas afirman que la mejor medida de precaución es someter la zona afectada al chorro de agua fría, del grifo, en un tiempo de por lo menos 15 minutos. El agua de las ciudades es mejor porque al estar colorada aporta un desinfectante añadido. Con este baño se logra que el dolor se mitigue, se enfríen la quemadura y la zona que la rodea y en gran medida, se impiden la hinchazón y la formación de ampollas. Con este trato, en quemaduras superficiales, será suficiente. En quemaduras de importancia, lo mejor es hacer lo indicado, colocar luego una venda de protección y visitar una clínica.

Las quemaduras en los perros tienen una dificultad añadida si las comparamos con las que sufrimos los humanos: El pelo quemado que cae y forma costra sobre la herida, puede ser motivo de una infección microbiana al fermentar. Por eso es preciso quitarlo, pero hade hacerse con todo cuidado, pues si se arranca sin precauciones, el animal sufrirá dolores muy fuertes. El mejor sistema es impregnar la herida con aceite de hígado de bacalao, un eficaz emoliente que a la vez aporta elementos muy adecuados para la regeneración de los tejidos dañados.

En caso de quemaduras con ácido lo mejor es agua con jabón, del mas puro que podamos encontrar.

 

 

 

© Copyright 2002 - Todos los derechos reservados

 

Posicionamiento Web by Sextageneracion